Como todas las tecnologías nuevas, que alguna vez las vimos como utopías, o las sentimos inalcanzables, cuando por fin las tenemos a la mano, provocan en nosotros una reacción de duda e inseguridad, en donde tardamos un tiempo en asimilar.

Lo mismo pasa con la energía solar en México, que como toda invención nos provoca una reacción de incredulidad, sin embargo, estos paneles ya llevan muchísimos años funcionando en sondas espaciales, y ya se ha probado durante años en otros países; para esto trataremos de explicarte muy brevemente los mitos que rodean esta nueva energía renovable.

1. La energía no se produce durante la noche

Una de las restricciones que tiene la producción de energía solar es que no puede producirse durante la noche y es totalmente cierto, sin en sol no hay energía solar, por lo cual los paneles están diseñados para que durante el día se produzca la generación de energía eléctrica suficiente para que durante el día consumas tu producción y gracias al medidor bidireccional de la CFE se pueda regresar o inyectar al sistema eléctrico de CFE esta energía generada, restando en el medidor la energía limpia que nuestro hogar produzca, y por la noche consumiremos la energía ingresada en la red. La diferencia entre estas mediciones será lo que te abonarán o pagarás a CFE. Es importante mencionar que los paneles solares pueden ahorrar hasta el 95% de tu recibo de luz. Suena bien ¿cierto?

Te recomendamos leer: 10 Grandes ventajas de la Energía Solar

2. Ocupan mucho espacio

Si consideramos el área que se necesita para generar 1 Kwh, tenemos que decir que la energía solar si ocupa mucho espacio, en contraposición de esto podemos decir que todavía no existe una manera de generar electricidad en nuestra casa o negocio, que sea factible y por lo general las azoteas o techos son espacios suficientes para la instalación de los paneles solares o sistemas fotovoltaicos.

3. Qué pasa si el día está nublado

El nivel de radiación de la energía solar fluctúa de una zona a otra, y lo mismo ocurre entre una estación del año y otra, lo que pudiera ser un inconveniente, pero afortunadamente México es el 3er país más soleado del mundo, ya que se encuentra dentro de la franja del cinturón solar, por lo que los techos en promedio de las viviendas en el territorio nacional reciben la suficiente energía solar como para producir hasta 200 veces la cantidad que consumen. Sin duda, este es un tema por el cual no deberías preocuparte.

4. Su costo es muy alto

La tecnología para la energía solar más que un costo es una inversión, y como tal debemos ver el costo-beneficio y su tiempo de amortización, es decir, el tiempo que requerimos para que con el mismo pago que hacemos a CFE podamos pagar nuestro equipo, ya que el ahorro en nuestro recibo de luz es inmediato por lo que se vuelve totalmente costeable por sí mismo. Actualmente ya hay programas de crédito, de arrendamiento puro, e inclusive apoyos gubernamentales como el FIDE Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica, que colaboran con estos proyectos con créditos, hasta el mismo SAT que permite la amortización acelerada al momento de la compra, lo que significa una deducción adelantada de impuestos equivalentes al 40% del valor del equipo sin IVA, que aminoran con mucho el tiempo del retorno de la inversión.

En palabras más fáciles, para las tarifas DAC Domicilio alto consumo o tarifa 02 que gastan más de 500 kwh al bimestre, con el mismo pago que hacemos a CFE podemos pagar nuestro sistema fotovoltaico en 4 o 5 años y tenemos 20 años para seguir ahorrando hasta el 95% del recibo de luz.

5. Los paneles se ven feos en las casas

Existen algunos que ven como una desventaja la estética de los paneles solares, cuando estos no pueden ser colocados en un techo plano, como en las casas de dos o más aguas, en donde necesariamente son visible; aunque existe la otra visión de ver una casa con paneles solares como una vivienda con un toque de solidaridad para el tema ecológico y a la larga contribuye a la plusvalía de tu propiedad.